¿Cómo usar un electroestimulador muscular?

//¿Cómo usar un electroestimulador muscular?

¿Cómo usar un electroestimulador muscular?

Por |2019-06-10T06:31:16+00:00junio 10th, 2019|

En la actualidad muchas personas incluyen en su día a día una rutina de entrenamiento deportivo que les permita alcanzar sus objetivos deportivos o físicos. Sin embargo, alcanzar estos objetivos no es nada fácil. Obtener los resultados que deseas requiere de mucha constancia y un duro esfuerzo físico y mental. De la capacidad que tengamos de superar ese tipo de barreras dependerá el éxito de nuestro entrenamiento deportivo.

Sin embargo, existen complementos para distintos tipos de entrenamiento deportivo que ayudan a alcanzar estos objetivos. Uno de ellos es el de incorporar a tu entrenamiento deportivo sesiones de electroestimulación. En anteriores entradas de nuestro blog ya explicábamos con detalle todo lo relativo a la electroestimulación, y hablábamos sobre algunos de sus beneficios.

En el presente artículo daremos varias pautas para usar la electroestimulación muscular de una forma efectiva como complemento a tu entrenamiento deportivo.

 

Asegúrate de poder utilizar un electroestimulador muscular

Antes de comenzar a utilizar un electroestimulador muscular como complemento de tu entrenamiento deberás informarte acerca de sus contraindicaciones. Los electroestimuladores musculares son aparatos que funcionan emitiendo pequeños impulsos eléctricos a tu cuerpo que a su vez provocan contracciones musculares que, unidos a determinados ejercicios, mejorarán tu tono muscular más rápidamente. Por tanto, es fácil imaginar que es un entrenamiento más agresivo que aquellos en los que no se utilizan este tipo de técnicas. Por tanto, no para todo el mundo es aconsejable seguir una rutina deportiva que incluya este tipo de estímulos eléctricos. Por supuesto, si cumplieras cualquiera de ellas, está totalmente desaconsejado llevar a cabo programas de entrenamiento que incluyan el uso de electroestimulación.

  • Personas que sufran de patologías cardiacas o que usen marcapasos o desfibriladores.
  • Personas que sufran de epilepsia.
  • Personas con problemas circulatorios.
  • Mujeres embarazadas.
  • Personas sedentarias o sin experiencia previa en entrenamientos de fuerza.

 

Prepara tu entrenamiento antes de comenzar a utilizar el electroestimulador muscular

Una vez te has asegurado que no te encuentras en situación de riesgo y que puedes utilizar un electroestimulador muscular sin ningún problema, es hora de ponerse manos a la obra con la planificación de tu sesión de entrenamiento. Antes de comenzar a entrenar es importante establecer tus objetivos. Claro está que cada persona puede tener objetivos muy diferentes de cara a su entrenamiento. Por poner un ejemplo, no tendrá los mismos beneficios una persona que esté enfocada en dar un mejor rendimiento físico jugando a fútbol, que aquella persona que practique piragüismo.

Si ya tienes claro lo que pretendes conseguir con tu entrenamiento, asegúrate de tener lo más a mano posible todos los elementos que necesitarás para realizar los ejercicios que componen tu entrenamiento.

 

Duración y cantidad de sesiones

Debemos planificar adecuadamente tanto la duración como las sesiones de entrenamiento semanales que vamos a tener en las que se incluya el uso de un electroestimulador muscular. De este modo, se recomienda planificar no más de 6 sesiones semanales, con una duración cada una no superior a los 120 minutos. Dentro de este lapso de tiempo, puedes planificarlo a tu medida según tu programa de entrenamiento, el nivel del mismo y tu experiencia en el uso de estimulación muscular en tu rutina de entrenamiento. Cuando planifiques tus sesiones de electroestimulación no olvides alternar los músculos trabajados para evitar el exceso de actividad en los mismos. Esto podría provocar posibles lesiones que ralentizarían tu progreso y, además, como es lógico, en algunos casos podrían ser altamente dolorosas y desagradables. De hecho, con el objetivo de evitarlo, es importante no electro-estimular el mismo músculo más de 80 minutos al día.

 

Ponte en manos de profesionales

Para disfrutar de todos los beneficios de realizar actividad física mientras utilizas un aparato de electroestimulación muscular es necesario ponerse en manos de profesionales especializados en ello. Ten en cuenta que este tipo de aparatos funcionan con corriente eléctrica que va directa al sistema nervioso central. Por tanto, conocer la intensidad correcta y la posición correcta en la que colocar los electrodos es fundamental para no tener ningún problema.

Javier Morgado, entrenador personal de Sport Balance, es especialista en implementar la electroestimulación en cualquier tipo de entrenamiento deportivo. Así lo demuestra su certificación como “EFIT TRAINER”, certificación que ostenta desde el año 2014. Si deseas conocerlo y ponerte en manos de un auténtico profesional, no dudes en contactar con nosotros.

Deja tu comentario o consulta...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.